William Morris. Trabajo y comunismo

Edición José María Durán, Maia Ediciones, 2014

Extracto de la introducción: Trabajo y comunismo en William Morris

En “Las esperanzas de la civilización”, una conferencia pronunciada en 1885 en la sección de Hammersmith de la Socialist League, Morris hace hincapié en sus filiaciones políticas. Morris parte del pensamiento utópico de Thomas More (Utopia, 1516) que, a pesar de sus flaquezas, Morris señala como un vínculo ineludible entre el “comunismo” de la sociedad medieval y las aspiraciones socialistas de su tiempo, y va pasando por los republicanos radicales Levellers a los que Morris llama “pioneros del socialismo”, aunque no menciona a Gerrard Winstanley, miembro prominente de los llamados “True Levellers” más conocidos como Diggers, lo que es una omisión cuando menos curiosa teniendo en cuenta que Winstanley es hoy considerado un comunista avant la lettre, y el revolucionario francés Gracchus Babeuf conocido por la “Conjura de los Iguales” por la que pagó con su vida en 1797, hasta la Comuna de París de 1871. A parte de sus comentarios, más o menos afortunados, acerca de los socialistas utópicos franceses, especialmente Fourier, y el desarrollo del socialismo británico con referencias a Robert Owen y al Cartismo, la línea trazada por Morris es clara y forma hoy parte de la tradición comunista. Así aparece en Del socialismo utópico al socialismo científico de Engels. Con respecto a la Comuna de París Morris escribe: “Podemos estar seguros de que los resultados de la Comuna no pararán aquí. Este heroico intento infundirá a todos los socialistas esperanza y arrojo en la causa hacia la victoria. Sentimos como si el trabajador de París hubiera logrado traernos el amanecer, hubiera levantado el sol sobre el horizonte para que nunca más se sumiera en la más absoluta de las tinieblas”. En 1872 Claude Monet pintaba “Impression, soleil levant”, y aunque el amanecer que Monet parece prefigurar es el de la nueva estabilidad burguesa nacida de la derrota de la Comuna, Boime nos recuerda que estos años que viven la primera exposición Impresionista en el estudio de Nadar, en el parisino Boulevard des Capucines, aún están marcados por los acontecimientos de la Comuna. Menos de un año antes de que Monet pintara su “amanecer” la revolucionaria Louise Michel escribía de camino al exilio en Nueva Caledonia: “L’avenir grandira superbe / Sous le rouge soleil levant” (“El futuro será magnífico / Bajo un amanecer rojo”), un poema que Morris parece citar casi literalmente. Siguiendo esta línea, comenzar esta introducción con la cita de Shaw significa declarar una tendencia en el sentido benjaminiano del mismo, es decir, significa poner esta introducción al servicio de los intereses de aquellos a los que situar los escritos políticos de William Morris en el contexto de la tradición comunista puede ser útil para reflexionar hoy acerca de la sociedad postcapitalista.

WMorris_capaycontracapa

 

Leave A Comment